Soy doctora y jamás pensé que el aceite ricino con bicarbonato sodio podía hacer esto por mi

Poca gente tiene puede decir que le gusta el bicarbonato de sodio por sí solo o el aceite de ricino. Y menos aún, que gusten de ambos. Sin embargo cuando se den cuenta de la gran cantidad de bacterias que habitan en el cuerpo y el efecto que pueden tener al reaccionar tanto con el bicarbonato de sodio como con el aceite de ricino, lo pensarán dos veces antes de volver a rechazarlo o negarlo.

Al mezclar estos dos ingredientes poco comprendidos, podremos atacar muchas enfermedades que impactan a nuestro organismo. De igual manera, el fortalecimiento del sistema circulatorio será consecuencia de ésta mezcla siempre y cuando no llegue a verse afectado al agregar algún otro ingrediente que pudiera alterar los efectos.

Para empezar con nuestro remedio, necesitaremos aceite de ricino, bicarbonato de sodio, láminas de plástico, gasas limpias y una botella con agua caliente.

La limpieza profunda del área afectada deberá hacerse con bicarbonato de sodio. Luego de hacerlo, con la gasa previamente cubierta de aceite de ricino, se aplicará en dicha zona. Al final, cubriremos con una lámina de plástico y rociaremos con cuidado el agua caliente por encima de la lámina. Al terminar, habrá que envolver con una toalla seca y dejar reposar alrededor de una hora.

Hay que tener en cuenta que el aceite empleado es muy bueno para el tratamiento de quemaduras y cortes. Aunado al cuidado de zonas afectadas por algunas irritaciones (raspones, laceraciones, etc), en caso de que se tengan problemas con las cuerdas vocales, untar un poco de aceite de ricino ayuda un poco a mejorar el problema. Y de paso, si se tiene algún problema con la nicotina o el alcohol, se pueden combatir los efectos con el aceite. La diarrea también puede ser tratada de una mejor manera.

También, se ha encontrado que tomar 5 gotas del mismo aceite nos hace más resistentes a cualquier alergia. Además de los beneficios que otorga a la piel: combate estrías y manchas oscuras. Con la mezcla del bicarbonato de sodio con el ricino también sirve para tratar el cáncer, arrugas y problemas de hongos en la piel (como el pie de atleta).

En caso de tener dolores de espalda, si se hacen compresas con éste aceite pueden reducir el dolor. Incluso el colocar algunas cuantas gotas en el oído y en los párpados contribuye a mejorar tanto la audición como el dolor que pudiera presentarse en los ojos durante alguna alergia.

De hecho, cuando se llega a aplicar al cabello, el aceite lo hace crecer más rápido. También, consumir el aceite un par de veces a la semana hace que se deje de roncar. De igual forma, en 4 meses puede ser capaz de eliminar la tinnitus (el ruido constante en la cabeza provocado por problemas en el oído).

No cabe duda que éste es un elixir bastante bueno que por sus mismos ingredientes la gente no quiere aventurarse a tomar. Pero una vez que lo haga ya no podrá resistir los beneficios.

Be the first to comment on "Soy doctora y jamás pensé que el aceite ricino con bicarbonato sodio podía hacer esto por mi"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*