5 tipos de cáncer que pocos conocen

Seguro que has escuchado sobre el cáncer de seno, el cáncer de colon o el cáncer de ovario. Es más, probablemente incluso has usado los listones relacionados con ellos.

Sin embargo, hay otros tipos de cáncer que pocos conocen y que no deberías pasar por alto.

No solemos escuchar sobre ellos porque son bastante raros y la posibilidad de padecerlos es mínima. Sin embargo, existen y se calcula que solo son comunes 11 de los 71 existentes.

Por eso, más vale saber sobre ellos para no pasarlos por alto.

1. Cáncer de pie

Aunque no solemos asociar los pies con la palabra “cáncer”, ambos pueden ir relacionados. Normalmente los tumores que se originan en los pies suelen pasar desapercibidos y eso es lo que les hace ser tan peligrosos.

Es importante que, ante estas señales de alarma, acudas al médico:
Sensaciones extrañas
Bultos
Torpeza

Para identificar este tipo de cáncer debes acudir al podólogo, quien evaluará y descartará:
Cáncer en hueso
Cáncer en nervios
Cáncer de piel
Cáncer vascular

Dentro de los tipos de cáncer que suele darse en el pie el más común es el de piel. Si sueles usar sandalias o exponer tus pies varias horas al sol debes aplicar protector solar.

2. Cáncer vaginal

El segundo de los tipos de cáncer que pocos conocen es muy raro, ya que solo el 1% de las mujeres lo experimentan.

Las mujeres con mayores probabilidades de desarrollarlo son aquellas que han llegado a la menopausia. Aquellas que tienen historial de enfermedades venéreas como el virus del papiloma humano deben tener especial cuidado.

La buena noticia es que los tumores son muy pequeños y fácilmente removibles a través de una cirugía. Para tener mayores posibilidades de evitar este problema te recomendamos acudir a la cita anual con tu ginecólogo.
3. Cáncer de la glándula salival

Las enzimas producidas por las glándulas salivales son fundamentales para la correcta digestión de la comida y para evitar infecciones. El tercero de los tipos de cáncer que pocos conocen afecta directamente a este órgano y se calcula que solo 1 de cada 100 000 personas lo experimentan.

Los síntomas del cáncer de la glándula salival son:
Bultos en oído
Bultos en mejilla
Bultos en el área de la boca y alrededor

Este tipo de cáncer requiere de radiación y cirugía para tratarlo, pero si es diagnosticado a tiempo hay un 90% de probabilidades de éxito.

A diferencia de otros tipos de cáncer, en este no hay ninguna relación directa con el consumo de alcohol o tabaco. Lo que sí se ha detectado es que la genética predispone en gran medida su aparición.
4. Cordoma

El siguiente de los tipos de cáncer que pocos conocen es el cordoma. Este se desarrolla en los huesos, principalmente en la columna vertebral y se diagnostica solo en 1 persona de cada millón.

Los médicos indican que los cordomas crecen de pequeños residuos de cartílago que no se desarrolla correctamente mientras estamos en el útero.

Debido a que es un tipo demasiado raro de cáncer resulta difícil de estudiar y entender. Por eso no hay certeza sobre si la genética afecta o define la aparición del cordoma.

Lo que sí se sabe es que los cordomas crecen de forma lenta pero muy agresivapor su ubicación y molestias.

Entre los síntomas asociados están:
Dolores de cabeza
Dolor de cuello
Visión doble
Pérdida de la función de los intestinos y vejiga
Hormigueo en brazos y piernas

Los cordomas suelen ser muy resistentes a la radiación, quimioterapia y medicamentos habituales. Por ello, el tratamiento usual suele ser la cirugía aunque no siempre es posible, en función de la ubicación y tamaño del tumor.

Otro punto en contra es que es muy difícil remover la totalidad del cordoma, por lo que hay un alto margen de recurrencia.

5. Condrosarcoma mesenquimatoso

El último de los tipos de cáncer que pocos conocen es el condrosarcoma mesenquimatoso que se presenta en el cartílago. Es muy raro ya que apenas se han reportado 1000 casos desde 1959.

Su rareza es una buena noticia, porque es un tipo demasiado agresivo y de fácil expansión a otros órganos. De los casos que se han registrado se ha visto que:
Dos tercios se origina en los huesos de la columna, costillas y mandíbula.
Un tercio se origina en la grasa y músculos.

Debido a que el condrosarcoma mesenquimatoso puede originarse en cualquier parte del cuerpo es difícil detectarlo y ver sus síntomas.

La mejor solución a esta dificultad es mantener los cuidados médicos habituales, específicamente concertar una cita de revisión con el médico general una vez al año.

Cuando este tipo de cáncer se da cerca de la columna vertebral puede ocasionar desde pérdida de sensibilidad hasta parálisis. El mejor tratamiento posible es la cirugía y el uso de quimioterapia.
La importancia de conocer los tipos de cáncer que pocos conocen

Es obvio que el motivo por el que pocos conocen estos tipos de cáncer es que son muy raros. No obstante, es importante mantener la alerta sobre sus síntomas y los de cualquier otro. Recuerda que lo que hace peligrosa a esta enfermedad es la detección tardía.

Así que, siempre que detectes algo raro en tu salud, acude a una cita con el médico. Aunque no hay que exagerar en cuidado tampoco debes pasar por alto las señales de alarma.

Be the first to comment on "5 tipos de cáncer que pocos conocen"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*