Según los expertos, muchos padres tardan demasiado en dar alimentos no triturados a sus bebés

Según los expertos, muchos padres tardan demasiado en dar alimentos no triturados a sus bebés. ¿Sabes por qué?

Cuando un bebé empieza a comerse su mano, no está sufriendo porque le saldrán sus primeros dientes, sino que se está empezando a entrenar para comer. Repite el gesto de llevar la mano a la boca una y otra vez, lo hace con todo lo que pilla por el camino y una vez lo tiene en la boca, lo mastica.

Sin embargo, si solo les damos triturados y papillas, se acaban acostumbrando a esa textura, y llega un momento en el que ya no tienen la necesidad de coger algo y llevárselo a la boca, ni la curiosidad de probar cosas nuevas.

Además la alimentación del bebé es la base de su salud.

“Si bien como y mejor duermo, no estoy enfermo”

-Anónimo-
Según los expertos, muchos padres tardan demasiado en dar alimentos no triturados

Todos los estudios indican que la lactancia materna durante los primeros meses de vida es el alimento ideal, pero después de los seis meses, esa lactancia debe ir acompañada de una alimentación complementaria que vaya guiada por las necesidades del niño, la madurez neurológica y el interés que el bebé preste por los alimentos.

Si un niño toma alimentos sólidos, hace que desarrolle la habilidad para manejarlos en su boca sin atragantarse, y cuanto antes ocurra, menor es el riesgo de atragantamiento.

En este momento es donde introducimos el “baby led weaning” que ayuda a que el niño sea una parte activa de su alimentación, y contribuye a prevenir la obesidad infantil.


¿Qué es el baby led wearing?

Es un método para introducir la alimentación complementaria que se basa en sustituir los purés administrados con cuchara por los padres, por alimentos enteros que el niño es capaz de coger y llevarse a la boca.

La clave de esta técnica es que el lactante comerá los mismos alimentos que el resto de la familia, adaptados a un tamaño y forma que pueda agarrar, como alternativa a los alimentos triturados.

A los bebés se les ofrece los alimentos de la misma comida que al resto de la familia como pueden ser trocitos de judías verdes, patatas, plátano, pera, etc y el bebé los coge con la mano para que experimente las distintas texturas y, al masticarlos, se favorecerá que se fortalezcan todos sus músculos de la boca. Al principio tomarán muy poquito, pero poco a poco se irán acostumbrando y comerán una cantidad mayor.

Después de que los pruebe y se compruebe que no quiere más, se les puede ofrecer el pecho, o la leche de fórmula en su caso, hasta que queden saciados.

A través de este método, el niño adquiere un rol más activo, favoreciendo que pueda regular las cantidades de alimento que ingiere y desarrolle sensaciones de saciedad, ayudando a prevenir el desarrollo de la obesidad infantil.
Recomendaciones básicas del método

Para garantizar que el niño cubra todas las necesidades energéticas, que no haya desequilibrio de nutrientes y el lactante no sufra un atragantamiento, es muy importante que la madre o el padre estén pendientes de la alimentación del bebé.
Ofrecer alimentos que aporten suficiente energía.
Continuar con la lactancia materna.
Introducir diariamente alimentos que aporten hierro.
Vigilar constantemente al bebé y adaptar el alimento al bebé

Es importante recordar que los niños de 1 a 3 años tienen una velocidad de crecimiento muy superior a la de los adultos, por ello puede que nos sorprenda que a la edad de 2 años parece que comen más que nosotros.


Los beneficios del baby lead wearing
Promoción de la lactancia materna.
Adquisición hábitos saludables.
Establecer unos hábitos de alimentación adecuados vinculados con las señales de saciedad.
Fomentar el desarrollo psicomotor del niño.
Mejor aceptación de los alimentos normales de la familia con una variedad de texturas y sabores.
Conseguir un mayor consumo de alimentos más sanos.
Es más respetuoso con el bebé.
Concibe la alimentación complementaria como un aprendizaje.
El bebé come lo que quiere sin importar la cantidad.

Be the first to comment on "Según los expertos, muchos padres tardan demasiado en dar alimentos no triturados a sus bebés"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*